El Valor de la Cultura (Propiedad Intelectual)

Conmemorar el enorme potencial de la creatividad humana, así como de los derechos de propiedad intelectual,  es una labor que deberíamos practicar día con día, pues tan grande es la contribución del Derecho Autoral para el estimulo de la creación y el aumento de la  producción intelectual, que el crecimiento de las industrias culturales y la salvaguarda de la diversidad cultural se ve beneficiado con atractivas inversiones, fortalecimiento de la economía, producción de fuentes de trabajo y en general con el fortalecimiento de un País.

De ahí la importancia de remunerar a los autores por sus creaciones, como un estímulo hacia la creatividad y como un impulso para la salvaguarda del acervo Cultural de la Nación.

Contrario a este pensar, las distintas industrias creativas se han visto afectadas por la “piratería”(1) , concepto que es asociado con la duplicación masiva y con el afán de lucrar con copias de textos, contenido audiovisual y software. Hoy en día no sólo comprende estas actividades, sino que se extiende además de la reproducción a la importación, comercialización, almacenamiento, transportación, venta, arrendamiento , distribución o puesta a disposición de bienes o productos en contravención a lo previsto por la Ley Federal de Derechos de Autor y la Ley de la Propiedad Industrial.

Tenemos pues que los tipos más comunes de “piratería” se dan en el sector cinematográfico, editorial, musical y de programas informáticos, tanto en su modalidad electrónica como en los distintos soportes físicos.

Piratería México

Este fenómeno de la “piratería” no es exclusivo de los sectores ya mencionados, pues también se puede dar en la Industria Farmacéutica, textil (ropa), la industria del calzado, el sector de la perfumería, los videojuegos, celulares, juguetes entre otros.

Como tal, la “piratería” es una transgresión a los derechos de los creadores contemplados en el Marco jurídico de la Propiedad Intelectual y ésta tiene sus orígenes en razones del orden social, económico y legal, tales como:

  • Escasa sensibilización del público por el trabajo intelectual;
  • Alta demanda de bienes culturales;
  • Creencia errónea de que se justifica por ser más barato;
  • Protección ineficaz de la propiedad intelectual en el ámbito legislativo;
  • El precio elevado de los bienes culturales;
  • Dificultad de acceso a las obras originales;
  • Las elevadas ganancias que se obtienen han llevado a su proliferación. (2)

En el pasado, la postura de México hacia la protección de este tipo de creación era lamentable, sin embargo, la legislación ha sido modificada para otorgar herramientas a los creadores intelectuales para combatir la “piratería”.

En un recuento de los daños tenemos que se ven afectados desde el productor, el Estado mismo, y el consumidor, acarreando afectación de tipo económica, social y fiscal.

En todas sus modalidades la piratería genera recursos ilícitos con valores altísimos que no llegan a manos de quien debería, por ello es que proteger tus creaciones intelectuales de la “piratería”, es algo que nos interesa.

Si en este momento alguien violenta tus Derechos Intelectuales podemos asesorarte, acércate con nosotros.

Por:  Erick Omar Rodríguez Díaz

Citas:

1.- Se utiliza el término “piratería” por ser el que mayormente se ha popularizado. La expresión correcta podría ser copia ilegal o copia no autorizada.

 2.- UNESCO, Observatorio Mundial de Lucha Contra la Piratería, Causas de la piratería, en: http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=39405&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html.